¿Por qué no adelgazo? Dieta y ejercio

¿Por qué no adelgazo? Dieta y ejercio

Una de las mayores frustraciones que me encuentro es en aquellas personas que te dicen, “David, hago dieta y ejercicio, pero no adelgazo”.

Por desgracia, cada día hay más personas con sobrepeso y, por lo tanto, todas las consecuencias que trae esa situación.

De manera general, te voy a mencionar los errores básicos y circunstancias que hacen fracasar en ese objetivo de perder peso.

  1. Aunque sea el más básico, es de los de más importancia. Me refiero al hecho de no encontrarse en déficit calórico. Pero ojo aquí, no relaciones a que tienes que recortar calorías descendiendo la cantidad de comida, sino que debemos aumentar el gasto para facilitar ese déficit sin perjudicar al organismo de manera de restricción excesiva. Incluso estoy rodeado de personas que por ejemplo llevan a cabo el ayuno intermitente, pensando que así en la “ventana” de horas que pueden comer sin miramientos. Qué ocurre, que caen en el error de no alcanzar el déficit y llevarse ese “bajón” emocional.
  1. Fundamental y obvio. Falta de actividad física. Aquí suele pasar que son personas que llevan todo a rajatabla en cuento a la alimentación. Muy sano, muy comedido, pero se pregunta por qué no pierde peso. Y es fácil, es que no hace ese gasto calórico más allá del propio de vivir, o el poco movimiento de su día a día. Eso, además de provocar que estés con mucha facilidad en superávit calórico, provocará otro tipo de problemas por no mover nuestro cuerpo. Y sí, el entrenamiento de fuerza y si además podemos ir acompañando actividades aeróbicas (de todo tipo), aunque si es de alta intensidad de forma progresiva, mejor.
  1. Estrés, tanto emocional como físico. En ambos casos me refiero a las personas que no para de hacer todo tipo de actividades, descansar poco, preocupaciones, etc. Ahí el organismo eleva la prolactina como medida de emergencia para frenar ese exceso de gasto calórico, impactando sobre nuestra tiroides y por lo tanto, pudiendo caer en un hipotiroidismo subclínico, en otras palabras, que tu metabolismo se reduzca y por ende, ganar más peso con mayor facilidad. En la misma línea, un exceso de estrés provoca el aumento del cortisol, que para que me entendáis, hará que reservemos las grasas y nuestro cuerpo use los glúcidos a través de nuestro tejido muscular (catabolismo). Aquí podríamos incluir la falta de sueño, que causará mayor fatiga, empujando ese sobre estrés que desemboque todo lo que os he dicho anteriormente. En resumen, todo aquello que a nivel físico o psicológico/afectivo te afecte y se mantenga en el tiempo, va a hacer que acumules con mayor facilidad grasa y no pierdas peso.
  1. Problemas hormonales. Hipotiroidismo, descenso de testosterona, resistencia a la insulina, aumento del estradiol, amenorrea, etc. Son ejemplos claros que afectan directamente al peso. Aquí es esencial que se haga una analítica para averiguar qué está sucediendo a nivel metabólico, que por desgracia será causante de esa imposibilidad de pérdida de peso.
  1. Alteración de la microbiota. Muchísimas personas tienen permeabilidad intestinal y/o deterioradas las cepas bacterianas intestinales, entre las causas más importantes a este nivel. Pues bien, si, estos desequilibrios desembocan en la alteración de nuestro proceso metabólico relacionado con la energía. Aquí hablamos de que la calidad de lo que comamos hará que podamos tener un peso saludable o no.

Familia, todos estos puntos están interrelacionados y os puedo asegurar que, aunque muchos de ellos los sabéis de sobra, son esos más claros en los que más se falla.

Si te ves reflejado en alguno de esos puntos, recuerda, la salud es uno de los tres pilares fundamentales que deberíamos tener en nuestras vidas.

¡Nunca es tarde para ponerle solución!

Utilizamos cookies propias y de terceros para distintos objetivos de funcionamiento, análisis y publicitarios. Si deseas información detallada, consulta nuestra Política de Cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visitas cualquier sitio web, este puede almacenar información en su navegador o captar información, principalmente en forma de cookies. Controla tus preferencias de cookies personales aquí.


Utilizamos cookies de Google Analytics para cuantificar el número de usuarios y examinar su navegación, pudiendo así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios.

Empleamos las cookies de Google Tag Manager para aglutinar la información estadística que proporcionan los servicios de Google.

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
Apuntarme a la lista de espera Te informaremos tan pronto queden plazas libres. Déjanos tu email a continuación.