Celulitis y estilo de vida

Celulitis y estilo de vida

Celulitis es el nombre que se da a los depósitos irregulares de grasa que las mujeres tienden a acumular alrededor de las caderas, el vientre y los muslos. Tiene apariencia de piel de naranja y suele empezar a formarse durante la pubertad, pero no siempre se hace evidente a esa edad.

¿Es distinta la celulitis a otros tipos de grasa? No. Es exactamente igual a otras acumulaciones de grasa del cuerpo. Es grasa subcutánea, lo que simplemente quiere decir que está localizada debajo de la piel.

La temida celulitis, centra gran parte de las preocupaciones de las mujeres (de casi todas las edades).

Antes de nada, dejemos claro que prácticamente antes o después, la celulitis aparece en prácticamente en la totalidad de la población femenina.

El origen de la celulitis puede ser variado: desde una mala circulación, desórdenes hormonales, enfermedades relacionadas y por supuesto, el resultado de unos malos hábitos o estilo de vida.

En este aspecto, la manera en la que nos movemos más o menos y el tipo de dieta, va a afectar directamente en desarrollar antes o después, con mayor o menor intensidad, esta situación.

En primer lugar, evita absolutamente en la medida de lo posible, el alcohol, comidas procesadas y ultra procesadas.

A nivel de ejercicio, una vez más, la fuerza cobra una importancia suprema. Por encima del ejercicio aeróbico (no hay que descartarlo para seguir recortando calorías). Pero el ejercicio de fuerza nos hará mejorar la circulación, regular hormonalmente a nuestro organismo y generar una serie de sustancias que nos ayudarán a reducir la celulitis.

Continuando con la dieta, evita la soja, el tofu y derivados. Son alimentos que emporarían el posible desequilibrio hormonal a nivel de los estrógenos.

En cuanto a recomendaciones, os voy a mencionar un cítrico muy interesante. El pomelo. Cuidado porque es un alimento que suele tener contraindicaciones si estás con algún medicamento en concreto. También sumaría dos frutas más, la piña y la papaya. Ambas tienen componentes que ayudan a evitar la formación fibroquística proteica, característica de ese entramado formado por la acumulación de toxinas.

Si además tuvieras un análisis concreto a nivel de micronutrientes, siempre será importante tener buenos niveles de cobre, de zinc, manganeso, cobalto y de vitamina C. Estos elementos participan en la creación de colágeno y la elastina. Ambas proteínas súper importantes en esa lucha de la mejora de la situación con la celulitis.

También es importante evitar la acumulación de sustancias en forma de radicales libres y toxinas. Intenta comer alimentos no envasados, carnes de origen ecológico, azúcares añadidos, el tabaco e hidrátate bien.

La suma de cada uno de estos puntos, sumarán en conjunto, en lo que supondría un gran empuje para reducir la formación celulítica en nuestro cuerpo.

Para finalizar, voy a hablar de té matcha, por su capacidad antioxidante y sus famosas catequinas, son elementos positivos para mejorar la circulación de la zona.

Podría hablar de otros métodos para poder evitar la celulitis, pero lo crucial es cuidar los pilares básicos:

  • Ejercicio, especialmente de fuerza
  • Una buena hidratación
  • Descanso
  • Evitar hábitos nocivos