¿Afecta el alcohol a la forma física?

¿Afecta el alcohol a la forma física?

Hace poco veía en Tik Tok a un “experto en nutrición” (bien entrecomillado), una clasificación de los alcoholes más saludables. Y dije, ¿cómo?. Puedo entender una guía de aquellos que te gusten más por sabor o por aroma, incluso los menos calóricos, pero de ahí a incluirlos a posible parte de tu dieta, como que no.

Pero bueno, no me quiero desviar del tema. Cuando bebemos alcohol, ¿afecta mucho a nuestra forma física?. Para entendernos, de qué manera puede ralentizar los efectos de aquellos que entrenáis (si no entrenas, pues la cosa se complica… XD).

Bien, para comenzar tenéis que desterrar la idea de que el alcohol para la síntesis de proteínas que crea masa muscular (tras tener unos hábitos estables de entrenamiento). Lo que si hace es que ese proceso sea más lento, aunque sigue sucediendo si has entrenado. Os pongo un ejemplo muy gráfico. Hace años, estudiando la carrera, prefería dejarme un viernes de descanso y entrenar el sábado porque sabía que podría excederme un poco. Realmente aún no tenia los conocimientos que tengo ahora, pero os prometo que, de forma casi inconsciente hacia ejercicio, con la famosa frase en mi mente (que ahora me hace bastante gracia), “hoy salimos, pues habrá que entrenar para compensar”.

Cuando creamos una tensión mecánica en nuestros músculos, se producen muchas reacciones metabólicas, y nuestro organismo usará las mejores vías para obtener energía y para llevar a cabo las adaptaciones tras el ejercicio. Si a todo ello, le acompañamos el resto de los pilares, como el descanso y un buen aporte de proteína, estaremos apuntalando los efectos positivos.

El alcohol afecta a la forma física, al igual que el entrenamiento a los efectos del alcohol.

Tampoco olvidéis que los efectos del entrenamiento a nivel del aumento de la síntesis de proteínas no son únicamente durante al entrenamiento o justo al acabar, sino que se alarga horas e incluso días.

Antes de que algunos cuadriculados puedan pensar mal, no me estoy refiriendo a que, si bebéis con regularidad, el ejercicio os va compensar los efectos negativos, no. De hecho, no os lo voy a recomendar como parte de una dieta sin embargo, no soy el extremista. No veo con malos ojos que de forma esporádica se pueda consumir. Solo trato de explicar el impacto que tiene el entrenamiento en vuestra musculatura si bebéis alcohol y por supuesto, desmotar algún mito respecto a que se para el efecto de la síntesis proteica de forma absoluta.

Cuando nos referimos a “calorías vacías” del alcohol, no es que no tenga calorías (obviamente), sino a que no aporta nutricionalmente mucho de valor. Su gran composición en azúcares hace que su densidad energética sea alta y más si se mezcla con refrescos azucarados.

Os dejo unas aproximaciones (son sólo estimaciones generales), de diferentes alcoholes, su aporte de calorías vacías y el ejercicio para poder “quemarlas”.

Aquí queda perfecto lo de, “si bebes, que sea con moderación”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para distintos objetivos de funcionamiento, análisis y publicitarios. Si deseas información detallada, consulta nuestra Política de Cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visitas cualquier sitio web, este puede almacenar información en su navegador o captar información, principalmente en forma de cookies. Controla tus preferencias de cookies personales aquí.


Utilizamos cookies de Google Analytics para cuantificar el número de usuarios y examinar su navegación, pudiendo así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios.

Empleamos las cookies de Google Tag Manager para aglutinar la información estadística que proporcionan los servicios de Google.

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
Apuntarme a la lista de espera Te informaremos tan pronto queden plazas libres. Déjanos tu email a continuación.